Publicado: 2 de Junio de 2016

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos sustituye a la obsoleta Directiva 95/46/CE. Aunque ya está en vigor, sólo será de obligado cumplimiento a partir del 25 -5-18.

Como medidas novedosas, cabe destacar:

  • se refuerzan los derechos de los ciudadanos: aplicación del principio de transparencia, obligaciones de información adicionales al titular del dato (necesidad de consentimiento claro y afirmativo) y derecho a ser informado si los datos han sido pirateados. Lenguaje claro y comprensible sobre las cláusulas de privacidad;

  • se recoge el llamado derecho al olvido, mediante la rectificación o supresión de los datos, y por el que se puede obligar al responsable del tratamiento de datos suprimir, a solicitud del interesado, el enlace a los mismos, salvo excepciones tasadas se regula el marco de colaboración entre el responsable y el encargado del tratamiento.

En el caso de incumplimiento de las medidas previstas se establece un régimen sancionador estricto consistente en la imposición de multas que pueden ser de 20 millones de euros o alcanzar el 4% del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior.

Por último, cabe resaltar la creación de la figura del Delegado de la Protección de Datos (DPO)